La técnica para correr es importante.

Foto Gianni Uquillas

Foto Gianni Uquillas

Cuando sales a correr es muy fácil desconectarse del mundo, dejas de lado el estrés y haces algo bueno para tu salud física y mental. El problema está cuando se llegan a mecanizar los movimientos y no nos damos cuenta de que nos movemos mal o respiramos mal. La técnica es importantísima y nos permitirá  reducir el riesgo de sufrir las lesiones más habituales cuando se corre.

Tener una buena postura te permitirá ahorra energía y no llegar a la fatiga tan rápido y además podrás correr más fuerte, con mayor potencia y una zancada más eficaz. Estos tips son una recomendación para quienes corren y no necesariamente debes cumplirlos a raja tabla, pero en cierta medida te serán muy útiles.

1. Los dedos del pie deben estar para arriba.

Correr con los dedos hacia abajo causa lesiones, ampollas y molestias. Intenta apoyarte en la parte central del puente del pie manteniendo los dedos hacia arriba. Para que tener los pies arriba es necesario tener una buena pisada, el movimiento correcto es apoyar el talón y luego la punta. En el momento el talón tiene contacto con el piso puedes levantar los dedos.

2. No es necesario dar paso gigantes.

Muchos entrenadores prefieren las zancadas largas pero desde mi punto de vista no es tan recomendable hacerlo así. Los pies deben topar el suelo por debajo de tus caderas y no por delante de tu cuerpo. Los pasos cortos son más efectivos porque existe un menor desgaste, además es una forma de cuidar tus rodillas. Es importante mencionar que los pasos demasiado cortos también son malos, es necesario encontrar un equilibrio.

Foto Gianni Uquillas

Foto Gianni Uquillas

3. Mantener el torso erguido.

Tus abdominales son la base de una buena postura al momento de correr. Tener la cabeza bien levantada es importante, el cuello recto y no adoptar una postura jorobada, esto te cansará más de lo normal.  La mira siempre debe estar hacia el frente y con el torso erguido trata de inclinar unos 15 grados el cuerpo hacia adelante para ganar velocidad.

4. Ojo con los Puños.

Mantén los puños en una posición que te permita esta cómodo y no tan rígido. Para mejorar esta posición es recomendable llevar algo en la mano – algo no tan grande – para que tu mente se acostumbre a la posición. Aunque no parezca esto es muy importante a la hora de correr.

5. Los hombros deben estar hacia atrás y hacia abajo.

Uno de los grandes defectos de muchos corredores es dejar caer los hombros dando la sensación de agotamiento. Lo correcto es sacar el pecho y llevar los hombros hacia atrás. Esto te permitirá tener un mejor braseo, como un péndulo, de esta forma el ángulo del codo será siempre el mismo.

6. Braseo y postura correcta.

Mover los brazos de manera adecuada es importante, este movimiento no debe ser ni muy rápido, ni muy lento. Este movimiento debe ir acorde al ritmo que mantengas, los codos deben ir fijos en ángulo recto y cerca del cuerpo. No dejes que se despeguen lejos del cuerpo. De esta forma el movimiento de tus brazos será más eficaz.

7. Alza la vista

Con todas las indicaciones antes mencionada es vital mantener la cabeza levantada, la mirada hacia el horizonte para permanecer derecho y erguido mientras corres.