Entrevista con Edwin Ibarra, #ElSalvaVidas.

Foto cortesía de Edwin Ibarra.

Foto cortesía de Edwin Ibarra.

Edwin Ibarra es un muchacho tranquilo, educado y sobre todo con un gran corazón. Se lo conoce como #ElSalvaVidas, su campaña de apoyo y de recolección de indumentaria deportiva para personas de escasos recursos económicos empieza a tomar forma y es digna de apoyo. Lo encontré en la zona de estiramiento y masajes de la Quito 21k luego de haber corrido los 10k con alguna dificultad. Me contó que los diez dedos de sus pies se le amortiguaron, fue imposible no poder compartir un momento con él y felicitarlo por su gran labor. Además, conversó con nosotros y nos envía un gran mensaje.

Edwin, bienvenido. En primer lugar, quiero felicitarte por esta gran iniciativa que estas empezando a desarrollar. Sin duda es un gran aporte para la sociedad y para este deporte tan bonito como el running. Pero para la gente que aún no conoce lo detalles, cuéntale de que se trata eso de #ElSalvaVidas.

Sí, como tú dices es una campaña que estamos lanzando con mis representantes, desde esta competencia – la Quito 21k – y de aquí en adelante estaremos presentes con un stand en la entrega de chips para recaudar fondos y ropa que los corredores desechan cuando cumple su vida útil de uso. Todo tipo de  indumentaria deportiva nos sirve porque nosotros la donaremos en ciudades, cantones y barrios donde existan atletas con escasos recursos económicos. Muchos de estos atletas tienen talento para este deporte pero no pueden desarrollarse por la falta de recursos, de esta forma les ayudaremos con un granito de arena, les ayudaremos a cumplir sus sueños.

Parte de tu iniciativa es correr descalzo, ¿Por qué corres descalzo?

Bueno, corro descalzo casi toda la vida. En mi antiguo trabajo, que era en la playa, yo lo hacía descalzo. Profesionalmente – ya en carreras –  lo vengo haciendo desde la Maratón de Quito del 2013, también lo hice en el Reto Ziro.

En el 2005 – en Pedernales – fue mi primera carrera, y esta es una anécdota, porque estaba en el último año de la escuela y se dio la oportunidad de competir en una carrera. Recuerdo que la rectora entró al aula y nos dijo que participaríamos en una competencia en el parque, el día lunes. Como era un niño y no sabía mucho de esto, fui con los zapatos negros de cuero, todos mis amigos me veían y me decían que esos zapatos eran muy pesados y que no iba a ganar. Entonces decidí sacármelos – eran las 13:00 pm – el sol era tremendo y el piso quemaba. La competencia era de 5k, luego en la carrera, me fue muy bien porque pude llegar en segundo lugar, nadie podía creer.

Ahora corro descalzo por esos chicos que no tiene para un par de zapatos, por eso quiero ayudarlos, conozco su realidad porque yo la viví.

Ya nos decías que vas a tener un stand en cada carrera, pero aparte de las carreras, la gente que desea ayudar, ¿cómo te pueden contactar?

Sí, es difícil estar en todas las carreras pero haremos todo lo posible. Caso contrario pueden contactarse conmigo directamente a mi número celular que es 0990571786 o a mi Facebook que es Eddwin Ibarra Run. Lo importante es que la gente quiera apoyarnos, si nos llaman, nos ponemos de acuerdo y nosotros vamos donde nos digan.

Por último, ¿Qué mensaje les das a los corredores?

Bueno, les puedo decir que las metas hay que cumplirlas y límites no existen. Si los límites existen, se hicieron para romperlos. Sigan entrenando y esforzándose al máximo porque solo así van a poder mejorar y vencerse cada día. Cada paso que den, cada kilómetro corran háganlo a conciencia. Piensen en los atletas de escasos recursos que no pueden participar en competencias como estas, esas personas necesitan de nosotros y dedicarles nuestro esfuerzo a ellos.

¡Muchas gracias Edwin!